jueves, 28 de septiembre de 2017

DESORIENTACIÓN

Tenemos un mapa dentro del cerebro. Cuando caminamos vamos marcando mentalmente edificios, árboles, calles, letreros… Todo tipo de referencias para orientarnos. Almacenamos esos datos para no perdernos. La memoria juega un papel básico, aunque yo ya no la tengo. La perdí. Sin embargo, puedo razonar esta cuestión por momentos porque sé que todo son cálculos y operaciones neuronales. Ahora, curiosamente, puedo sentir que estoy en algún sitio donde corre el aire, lo percibo con intensidad. Puede que esté en un parque o cruzando una calle o sentado tras una ventana. Pero, aunque suene inquietante, diría que estoy precipitándome desde ella.

1 comentario: