lunes, 5 de octubre de 2015

BUCLE

La melancólica señora se tira de lo más alto y se espachurra contra el suelo. Permanece tumbada sin moverse. ¿Muerta? Qué va. Enseguida abre los ojos y se le recoloca todo milagrosamente. Se le cierran las heridas, la clavícula vuelve a su sitio, los huesos rotos se le sueldan y se reconstruye su machacada cabeza. Se levanta como si nada. ¿Viva? Tampoco. Extiende sus brazos al cielo y espera resignada a que las miríadas de sanguijuelas y larvas vuelvan a pegársele al cuerpo, le chupen la energía y la perturben, otra vez, en el ser depresivo del que no escapa.







Relato finalista en Wonderland el 17/10/2015 
El relato ganador fue "Tregua epistolar" de Javier Ximens. También estuvieron entre los finalistas "Hermanas gemelas", de Xavier Blanco; "Hipérbola", de Anna Jorba; "¿Quién te va a querer más", de Jabier Palanca Corredor; "Recortes", de Antonio Ávila
"Temporada otoño-invierno", de Paz Monserrat.  Clica AQUÍ para leer sus micros. 

1 comentario:

  1. Es como el limbo que brinda la melancolía: como es tenue y dulce, da los impresión de que podemos librarnos de ella con facilidad. Los más inteligentes se valen de este sentimiento para escribir textos, que resultan ser los más reveladores y, paradójicamente, esperanzadores.

    De todo hay que saber sacar provecho, digo. Explotar nuestra propia naturaleza para beneficio del todopoderoso ego.

    Buen texto. Me hago tu seguidor.

    Saludos!

    ResponderEliminar